lunes, 25 de septiembre de 2017

LA ENVIDIA, es motivo de una situación de Acoso Laboral

PRIDICAM #MobbingMadrid LA ENVIDIA, es motivo de una situación de #AcosoLaboral

LA ENVIDIA, es motivo de una situación de Acoso Laboral
El móvil que inicia el proceso de hostigamiento y de lo que se alimenta el acoso, es la ENVIDIA
La envidia es una emoción tóxica
La envidia es una emoción que intoxica nuestras relaciones interpersonales, nuestra forma de conectar con quienes nos rodean. El envidioso tiene una gran dificultad para celebrar los éxitos de los demás, ya que realiza una comparación inmediata en la que siempre sale perdiendo. Todos tenemos metas y sueños, podemos optar por admirar o envidiar a las personas que los han logrado.
La ENVIDIA, es la reacción tóxica de esa admiración
La envidia te hace desear lo que el otro tiene tanto a nivel personal y profesional y, en consecuencia, buscar destruir a esa persona.
La envidia duele, quema, descubre al envidioso acosador su imagen real
El acosado (envidiado) le pone frente al espejo de su verdad, recordándoles su miserable vida emocional o profesional, por ello su finalidad es destruir y arrancar la capacidad afectiva y emocional de su víctima, resultado de ello conseguir:
·        Que ya no disfrutéis con las cosas o personas como hacíais antes
·        Que no estéis motivados en el trabajo
·        Que estéis tristes y no tengáis ganas de hacer nada
·        Que penséis que sois “el error”, que el culpable  "soy yo”
En realidad lo que pasa que el envidioso se siente amenazado por el envidiado
Las víctimas de una situación de hostigamiento en el trabajo nos preguntáis que porque sois los elegidos, espero que entendáis que sois INOCENTES, que el acoso os ha ocurrido por ser:
·       Eficaces
·       Morales
·       Responsables y brillantes
No es lo que la persona hace, es lo que la víctima representa para el agresor
Envidia lo que eres y él nunca podrá conseguir ser.

Responsable "Asistencia psicológica" PRIDICAM MobbingMadrid

#MobbingMadrid #PRIDICAM Consultanos tud dudas

2 comentarios:

Alejandra Acosta dijo...

La envidia es uno de las emociones humanas negativas más dañinas que se pueden sentir. Si la persona envidiosa no logra controlarse y nadie lo hace (o incluso la potencian para provocar un enfrentamiento, por ejemplo en un equipo de trabajo), la víctima sufrirá un daño inimaginable. Sin duda alguna, el carácter envidioso de una directiva del servicio público, en el que yo también era directiva, es uno de los factores que provocaron un nivel de hostigamiento, humillación, descrédito y acoso suficiente para haberme destruido profesional y personalmente: insultos y descalificaciones ante el equipo (que yo tenía que dirigir!!!); ocultamiento sistemático de mis méritos; imposición de turnos abusivos e ilegales; denegación de libranzas en momentos cruciales de mi vida; mentiras a mis espaldas, y de las que, por tanto, no podía defenderme; aislamiento físico del resto de mis compañeras; manipulación de los hechos para convertirme en culpable del desastre evidente de la organización; perjudicar a quienes se llevaban bien conmigo (con turnos infumables, por ejemplo)y beneficiar a quienes me agredían... Llegó incluso a consultar sobre mí a pitonisas y a llevar a la oficina plantas contra el mal de ojo que, supuestamente, yo les había echado.. Una completa locura... Gracias a PRIDICAM pude entender lo que me ocurría, sobrevivir y, claro está, defenderme. En ello estoy... GRACIAS!!

PRIDICAM MobbingMadrid dijo...

Gracias, Alejandra por tus palabras y por lo que ellas pueden ayudar a otros afectados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS