jueves, 31 de agosto de 2017

¿Conoces si sufres el síndrome de estar quemado en el trabajo o Burnout?

#MobbingMadrid Conoces si sufres el síndrome de estar quemado en el trabajo o #Burnout
¿Conoces si sufres el síndrome de estar quemado en el trabajo o Burnout?
¿Qué consecuencias tiene el síndrome del trabajador Burnout?
Agotamiento físico y mental, ansiedad, nerviosismo, baja tolerancia a la frustración, agresividad.
Sentimiento de fracaso, impotencia, baja autoestima, dificultades para concentrarse.
Insomnio, dolores de cabeza, taquicardia, irritabilidad
El psiquiatra Herbert Freudenberger fue el primer teórico en crear una definición similar a la que hoy en día manejamos. A mediados de los años 70 este profesional hizo referencia a una patología psiquiátrica presente en un grupo de trabajadores, que causaba estados depresivos, crisis de ansiedad, desmotivación laboral, pérdida de energía e incluso agresividad con sus colegas.
Que es el Síndrome de estar quemado por el trabajo o "burnout"
La necesidad de estudiar el síndrome de quemarse por el trabajo está asociada al derecho a la protección de la salud que todo trabajador tiene en cuanto está insertado en una empresa.
Este derecho implica el no estar sometido a las distintas causas de exposición que son origen de cualquier posible merma de salud en el ámbito laboral.
Este síndrome afecta:
Por causas de exposición a riesgos psicosociales, organizativos o de ordenación del trabajo en los entornos de demandas de servicio humano
Y especialmente a los trabajadores que se encuentran en contacto directo con los clientes o que tienen jornadas laborales largas e intensas.
Las exigencias que, en el actual entorno socioeconómico, cada vez son mayores, específicamente en lo que se refiere a los elementos de carácter emocional. El trabajo emocional, definido como la exigencia de expresar emociones socialmente deseables durante la transacción en los servicios es un elemento clave en el burnout.
Una empresa es más competitiva y eficaz si sus componentes tienen mejor salud y calidad de vida en el trabajo, puesto que de no ser así repercute negativamente sobre la organización (más incidentes y accidentes, absentismo, rotación, disminución de la productividad, disminución de la calidad, etc.).

Un empleado quemado es menos productivo
Un empleado quemado es menos productivo y se siente menos vinculado a los objetivos de la organización, por lo que crear un entorno de trabajo saludable siempre es positivo para todas las partes. No obstante, cada persona posee ciertas características individuales que nos pueden hacer más o menos propensos a padecer el síndrome bajo las mismas circunstancias.
Reconocimiento legal del sindrome de quemado como enfermedad laboral
Respecto a su reconocimiento legal, en el año 2.000 el
Tribunal Supremo reconoció por primera vez al “síndrome de desgaste personal” o "Burnout" como una enfermedad laboral, suficiente para desencadenar una baja laboral.
La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia también reconoció un plus de peligrosidad a los empleados de un centro de atención a personas con discapacidad, al estar expuestos a las condiciones que pueden provocar este problema.
Además, la Organización Internacional del Trabajo reconoció en 2001 que el síndrome burnout es un efecto crónico del estrés laboral y que puede tener consecuencias similares a otros trastornos mentales.
En cualquier caso, hablamos de un trastorno difícil de medir por un simple observador, por lo que debe ser diagnosticado por una persona cualificada.
¿Cómo evitar el síndrome Burnout?
El primer paso para minimizar la aparición de esta patología pasa por realizar una Evaluación de Riesgos Psicosociales, dentro del plan de prevención de riesgos laborales de la organización.
Así descubriremos qué factores representan una mayor carga de estrés, para poder mejorar los procesos que tienen lugar en él, adaptar los horarios o introducir una mayor variedad de tareas, según convenga.
También, es positivo mejorar la comunicación interna para que los empleados se sientan parte de la organización, analizar las competencias, mejorar la formación, crear incentivos, aumentar el grado de autonomía y fomentar el trabajo en equipo.
La clave es saber reaccionar a tiempo y reconocer los límites. En ocasiones está bien sentirse un poco desmotivado o aburrido en el trabajo, e incluso es normal hacerlo cuando no tenemos oportunidades de crecimiento.
REFLEXIÓN
Un trabajador útil no es el que más tiempo dedica, sino el que utiliza mejor sus recursos y está en las condiciones físicas y psicológicas óptimas para desarrollar su trabajo.

No estes solo ante el Sindrome de Quemado

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy empleada municipal y atiendo un servicio de atención al ciudadano, cada día que pasa estoy peor, llevo así más de dos años, ¿qu tenngo que hacer?

PRIDICAM MobbingMadrid dijo...

Por favor envianos tu email a mobbingmadrid@gmail.com, para poder ayudarte.

Anónimo dijo...

Trabajo en un gran Centro Comercial, estoy continuamente estresada. ¿que puedo hacer?

PRIDICAM MobbingMadrid dijo...

Por favor envianos tu email a mobbingmadrid@gmail.com, para poder ayudarte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS