martes, 23 de mayo de 2017

Primeros síntomas y formas de apoyo familiar para el afectado de Acoso Laboral

MobbingMadrid Primeros síntomas y formas de apoyo familiar para el afectado de Acoso Laboral

Primeros síntomas y formas de apoyo familiar para el afectado de Acoso Laboral

Cuando cualquier persona sufre acoso laboral, las consecuencias del acoso no se detienen solo en ese individuo en concreto, sino que habrá un efecto dómino en ese proceso en el que la persona afectada vivirá transformaciones en su salud física y mental, en sus relaciones personales, familiares, sociales, la forma de relacionarse con los demás, que incluso pueden llegar a agravarse de forma dramática.

Tanto los familiares en primera instancia como las relaciones sociales que tiene la persona afectada del acoso laboral deberían estar atentas a los síntomas que presente dicha persona

Tanto los familiares en primera instancia como las relaciones sociales que tiene la persona afectada del acoso laboral deberían estar atentas a los síntomas que presente dicha persona, ya que estos se podrían agravar en diferentes direcciones con pésimas consecuencias, entre los síntomas o actitudes que estos deberían observar están:
·        La tensión y las discusiones en casa se ven incrementadas
·        Dificultad para conciliar el sueño
·        El nerviosismo y la continua alteración pueden apoderarse de la persona afectada
·        Perdida de interés por actividades que antes solían agradarle.
·        Taquicardias, dolores de cabeza, tensiones musculares, etc.
·        Las conversaciones giran o derivan en un único mono tema siempre laboral.

¿ Que se debe hacer cuando se empiezan a observar estos u otros síntomas similares?

Cuando se empiezan a observar estos u otros síntomas similares en la persona afectada se debe atajar cuanto antes acudiendo o solicitando ayuda profesional, ya que esto puede ser el principio de lo que podría derivar en un Trastorno de estrés postraumático o incluso el suicidio, como resultado final de un acoso laboral continuado y persistente, la rápida detención de síntomas a través del apoyo familiar, social y profesional harán que los síntomas de la persona afectada no se agraven aún más, para ello los familiares y amigos le deberían ofrecer su apoyo:
·        Escuchándoles de forma activa
·        Animando al afectado que comience una terapia psicológica, para minimizar los síntomas y no comiencen a ser mas graves, al igual que si estos están afectando a la familia o pareja comenzar una terapia familiar y permanecer a su lado para contrastar o confirmar las diferentes visiones si las hubiera.
·        Continuar lo más fielmente posible con la vida que se estaba llevando antes de empezar el acoso, si esta se hubiera visto afectada.
·        Realizar ejercicio físico y un ocio activo, etc.
Se debe mantener una actitud de empatía y un apoyo positivo con la persona afectada ante la situación de acoso laboral que se está produciendo y hacer sentir al acosado que no está solo, que necesita ayuda tanto de sus familiares y amigos como de profesionales que le ayudaran en este momento de la vida donde todo parece desmoronarse y que gracias a esa ayuda todo su entorno mejorara y podrá volver a retomar su vida o empezar una nueva etapa más ilusionante incluso.

La ayuda de la familia, pareja, amigos y profesionales es esencial


La ayuda de la familia, pareja, amigos y profesionales es esencial en este proceso, pero es la persona afectada la que tiene que empezar a dar los pasos para reconvertir esta situación de crisis en una oportunidad de cambio o mejora individual, familiar y profesional.

3 comentarios:

Amparo Orts dijo...

Sufri acoso laboral 10 años.Soy prof de filosofia y liberada sindical(por suerte llevaba el tema de acoso laboral en los profesores de colegios concertados ).Me di cuenta de que mis compañeros de la fed de enseñanza(liberados como en el sindicato)se constituyeron como grupo acosador-protegidos por un dirigente sindical-.Lei al sueco Leychman,pero no podia quedarme sin trabajo,aguante,en los ultimos 3 años el acoso fue a peor(insultos en publico,amenazas"vamos a acabar contigo"...nadie me apoyo).Mi salud cayo en picado(llevaba 30 años como libdrada sindical).El medico me dio la baja.Ahora estoy de baja desde diciembre pasado.Al principio tuve ataques de panico y somatice en el estomago.Mi pareja tuvo que soportar la tortura diaria de hablar siempre de lo mismo....Ahora me estoy recuperando(con asistencia psicologica y leyendoos a vosotros y a I.Piñuel).Haceis un trabajo muy importante por las personas que sufrimos esa VIOLENCIA.Mi opinion es que deberia tener la misma consideracion que la "violencia de genero",en muchos casos es peor ,ya que es grupal.Os apoyare en todo lo que pueda.Saludos Amparo

PRIDICAM MobbingMadrid dijo...

Gracias, Amparo, por tus palabras
Esperamos que te recuperes pronto.
Seguimos a tu disposición

Amparo Orts dijo...

Gracias a vosotros.Amparo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS