jueves, 16 de marzo de 2017

Síntomas de la víctima de acoso laboral que sufre estrés postraumático

MobbingMadrid Síntomas de la víctima de acoso laboral que sufre  estrés postraumático

Síntomas de la víctima de acoso laboral que sufre  estrés postraumático

En los casos de las víctimas que son sometidas a mobbing, las situaciones de amenaza para su integridad física o psicológica producen cuadros de estrés postraumático. Lo que genera la vivencia de estar ante una auténtica amenaza que vive  el día a día con auténtico terror, a la espera, de descubrir cuál será la siguiente conducta de maltrato y de humillación dentro de un proceso que nunca termina y que ellos no pueden detener.

Características del trastorno por estrés postraumático

En los casos de Mobbing podemos encontrar sintomatología de carácter postraumático, la cual describimos siguiendo los criterios diagnósticos del DSM-5:
MobbingMadrid Síntomas de la víctima de acoso laboral que sufre  estrés postraumático
 ·        Recuerdos angustiosos recurrentes, involuntarios e intrusivos de las conductas de hostigamiento en el trabajo.
·        Sueños recurrentes con malestar intenso y pesadillas sobre el tema de acoso vivido.
·        Reexperimentación recurrente del acoso.
·        Malestar psicológico intenso al exponerse a estímulos internos o externos que recuerdan lo sucedido en el entorno laboral.
·        Reacciones fisiológicas intensas a factores internos o externos (ideas, recuerdos, pensamientos..) que recuerdan lo sucedido.
·        Evitación o esfuerzos para evitar recuerdos, pensamientos o sentimientos angustiosos acerca o estrechamente asociados al acoso.
·        Evitación o esfuerzos para evitar personas, lugares, conversaciones, actividades, objetos, situaciones relacionadas con el recuerdo del acoso.
·        Dificultades para recordar aspectos del acoso (fechas, acontecimientos, conversaciones..).
·        Creencias o expectativas negativas persistentes y exageradas sobre uno mismo, los demás o el mundo “no puedo confiar en nadie…”
·        Estado emocional negativo persistente (terror, miedo, enfado, culpa, vergüenza..).
·        Disminución importante del interés o la participación en actividades significativas sociales, personales.
·        Sentimiento de desapego o insensibilidad respecto a las personas.
·        Comportamiento irritable y arrebatos de furia (con poca o ninguna provocación).
·        Comportamiento imprudente o autodestructivo.
·        Hipervigilancia.
·        Respuesta de sobresalto exagerada.
·        Problemas de concentración.
·        Alteraciones del sueño (dificultad para conciliar o continuar el sueño, o sueño inquieto).
Toda esta sintomatología se expresa clínicamente con un malestar mayor de lo esperable y un deterioro significativo de la actividad social, laboral, familiar de la persona que lo sufre.

Deterioro social y laboral

Lógicamente, este malestar provoca un deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad de la persona que lo sufre, pudiendo llegar a configurar una secuela psíquica irrecuperable si la situación se cronifica y no se ataja a tiempo.
La intensidad, duración y proximidad de la exposición al acontecimiento traumático constituyen los factores más importantes que determinan las probabilidades de presentar el trastorno. Existen algunas pruebas que demuestran que la calidad del apoyo social, los antecedentes familiares, las experiencias durante la etapa infantil, los rasgos de personalidad y los trastornos mentales preexistentes pueden influir en la aparición del trastorno por estrés postraumático. No obstante, este trastorno puede aparecer en individuos sin ningún factor predisponente, sobre todo cuando el acontecimiento es extremadamente traumático.
Como puede apreciarse, nos encontramos ante un trastorno psicopatológico susceptible de generar mucho sufrimiento al trabajador que lo padezca y lo que es peor, puede llegar a suponer secuelas de difícil recuperación para la víctima.
Por eso, el servicio de "Pericia Psicológica Forense" de PRIDICAM, recomienda que en todos aquellos casos en los que sea imposible recuperar la normalidad en el trabajo y terminen por judicializarse, la víctima presente (en coordinación con su representación letrada) un dictamen pericial que valore y cuantifique los daños ocasionados, para así procurar su resarcimiento económico. 

Prevención de la cronificación del estrés postraumático

Existe la evidencia de que las personas traumatizadas que reciben apoyo psicológico y consejo especializado inmediatamente después de sufrir el episodio desencadenante, son menos propensas a padecer el síndrome de estrés postraumático.
Es importantísimo para nuestra salud, que tras un trauma se recurra a profesional especializado en tratar estos síntomas para que no se cronifiquen.



follow us in feedly

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El gran problema está en que los servicios de psicología de la Seguridad Social tienden a no reconocer el acoso laboral solo por las implicaciones económicas que tendría en caso de invalidar permanentemente al trabajador.
Por tanto suelen poner: "Posible acoso laboral" o "refiere acoso laboral".
A partir de ahí te catalogan como perturbado mental con toda una serie de trastornos, sin entrar a valorar si ha sido el acoso el que te los ha producido.

En ese momento la función del psicólogo es negar tu acoso a toda costa y dejar que se establezca el trastorno por estrés postraumático en tu mente.

Al final consiguen culpabilizarte a tí de todo para que te hundas en la mierda como persona y profesional.

Esta es mi experiencia personal.
Hace años que no puedo ejercer mi profesión, gracias a los psicólogos de la Seguridad Social me declararon 100% válido para dicha profesión, y hoy día vivo de la caridad de mis hermanos, perdí mi vivienda y familia. He olvidado por completo cómo ejercer mi profesión y deambulo de un trabajo a otro mal pagado y temporal muy por debajo de la categoría profesional que anteriormente ostentaba (titulado superior), con unos sueldos que no me sacan de la miseria.

Mi vida es una mierda, mis "amigos" han desaparecido, y no tengo el valor suficiente para quitarme de enmedio, por muchas veces que lo intente.
Ellos ganaron, me destruyeron la vida por completo, y me han rematado en los servicios de psicología de la seguridad social, la mutua, y finalmente los tribunales que ni se leyeron mi caso.

No se de dónde estoy sacando las fuerzas para escribir esto. De verdad que es terriblemente duro recordar esto, pero tengo que decirlo:

Si alguien lee esto y está pasando por donde pasé yo le recomiendo que no pierda ni un segundo con abogados. Sólo te recomiendan lo que les va a dar dinero a ellos, no lo que te interesa o te beneficia a tí.
Lárgate de esa empresa cuanto antes, ya que el acoso no tiene remedio, y si aún estás a tiempo antes de que te destruya como persona y profesional. El acosador suele estar muy bien relacionado (por eso está ahí aunque es un mediocre) y te seguirá destruyendo incluso después de irte de la empresa, localizando donde trabajas y difamándote.

Y sobre todo: no pierdas el tiempo con los psicólogos ni de mutuas ni seguridad social (que es otra mutua pública) o te hincharán a pastillas (no quieren que te suicides no porque te quieran sino porque quieren que sigas cotizando) y te convencerán de que el problemático eres tú, no el acosador.

Seguro que este comentario no pasa el filtro del moderador. Es un testimonio demasiado directo y poco políticamente correcto. Da igual.

PRIDICAM MobbingMadrid dijo...

Como podrás leer, no hemos aplicado ningún filtro y tu comentario se ha publicado completo.
Esta situación que has vivido, desgraciadamente es más habitual de lo que deseamos.

Anónimo dijo...

Hace 3 años y medio me di cuenta por mi siquiatra que estaba sufriendo acoso laboral, debido a esto y gracias a la ayuda de otros compañeros por asi decirlo fui trasladada a otro sitio de trabajo donde mis compañeros me apoyaron tanto como pudieron no tanto por el acoso sufrido sino mas bien por solidaridad conmigo por la situacion que vivo a diario por tener un niño de 5 años discapacitado por una paralisis cerebral y que demanda mucho de mi tiempo no solo por la atencion que requiere sino porque ademas constantemente tengo que pelear con la seguridad social para que le autoricen lo que necesita, lo que me ha desgastado emocionalmente a pesar de que cuento con el apoyo de mis padres y esposo, con los que actualmente vivo.
el cambio de lugar de trabajo fue solo para separarme frecuentemente del acosador por asi decirlo, que entre otras cosas se valia de todas esas dificultades que he tenido con mi hijo para asi tratar de sacarme de mi trabajo por tener un bajo rendimiento que aunque siempre he justificado el reportaba como ausencias injustificadas para perjudicarme disciplinariamente ante personal. No quiero entrar en muchos detalles pero si aclarar que soy funcionaria publica y que mi cargo lo desempeñan unos 50 funcionarios mas que estamos distribuidos en 5 oficinas en la ciudad de cali colombia, por lo que en algunas ocasiones se hacen actividades donde tenemos que participar todos como capacitaciones u otras actividades de caracter obligatorio. Actualmente tengo un diagnostico de depresion de fibromialgia entre otros y constantemente me estoy incapacitando. yo creia que esto era a causa del estres que me generaba la situacion con mi hijo asi que he ido aprendiendo a ser mas paciente sobre todo en lo relacionado a la seguridad social y por casi 2 meses tuve mas o menos tranquilidad y pude trabajar con normalidad, sin embargo se dio la orden a nivel central de que todo el personal con mi cargo debia cambiar de oficina, como cuento con el respaldo de varios compañeros ellos presionaron para que me enviaran a la oficina donde iban a estar ellos, a pesar de que en esa oficina no hay nadie de los que estaban hace 3 años siento un terror de tener que ir, otra vez me estan incapacitando por varios dias porque me duele todo el cuerpo me da mucho malestar ansiedad y no puedo dormir sobre todo el dia que me toca ir. Siento verguenza con mi familia y con mis compañeros que me han ayudado porque no se como justificar ese terror que siento sobre todo sin una razon aparente xq cuento con el buen trato de la mayoria de compañeros que estan a mi alrededor pero es algo que no puedo controlar y me siento sin salida porque si me dejan en la oficina donde estaba me quedaria sola sin el apoyo de ninguno de los compañeros q me han ayudado y si me mandan a otra quedo expuesta a los que de una u otra forma participaron o fomentaron el acoso. Esto ya esta arruiunando no solo mi actual vida laboral sino tambien social y familiarmente y lo que es peor mi vida marital pues la apatia yel desgano que siento por todo se ha hecho extensivo a mi esposo. No se como explicar todo esto en el trabajo porque mis compañeros simplemente dicen que es algo que ya paso y que no debo pensar mas en eso, pero la ansiedad la angustia el temor y todo lo mal que me siento no lo puedo evitar nisiquiera los fines de semana que estoy en mi casa.

PRIDICAM MobbingMadrid dijo...

Nos gustaría que contactaras con nosotros al MOBBINGMADRID@GMAIL.COM

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS