lunes, 9 de mayo de 2016

Estrés laboral: Consecuencias de su duración a corto y largo plazo

MobbingMadrid Estrés laboral:  Consecuencias de su duración a corto y  largo plazo





















Estrés laboral:  Consecuencias de su duración a corto y  largo plazo

A la hora de plantear las consecuencias derivadas del estrés laboral, es necesario especificar que éstas se manifiestan en una doble vertiente:
Los efectos del estrés laboral no sólo perjudican al individuo con la aparición de la enfermedad de origen tanto físico como psicológico.
Sino que también van a producir de forma asociada un deterioro en el ambiente laboral afectando a la productividad, al rendimiento y a las relaciones interpersonales.

Consecuencias individuales

La respuesta clínica a una variable estresora supone la activación inmediata del sistema nervioso vegetativo (cardiovascular, metabólico, respiratorio y suprarrenal), así como la puesta en marcha de distintos procesos a nivel del sistema nervioso central en estructuras relacionadas con las emociones (amígdala, hipotálamo, hipocampo), con el objetivo de afrontar y neutralizar las demandas planteadas y percibidas como amenazantes por el trabajador.
Si la exposición al agente estresor es mantenida en el tiempo, tal y como se produce en las situaciones de estrés laboral, y los mecanismos adaptativos se mantienen de forma permanente, el proceso originado da lugar a un desgaste fisiológico que induce a la aparición de diferentes enfermedades, tanto en la esfera física (desregulación del eje hipotálamo-hipofisario-adrenal, alteraciones inmunológicas, resistencia a la insulina, alteraciones cardiovasculares) como en la psicológica (alteraciones emocionales, trastornos del estado de ánimo, ansiedad, abuso de sustancias), dando lugar a un cuadro clínico progresivo y mantenido en el tiempo (Tabla 1).

Consecuencias de la duración del estres laboral a corto y  largo plazo


A corto plazo
Dolores de cabeza por exceso de tensión
Dolores musculares
Calambres en el cuello, hombros y brazos
Cansancio  pronunciado
Problemas de concentración
Sentimiento de frustración, irritabilidad y/o enfado
Llanto frecuente
Incremento del consumo de alcohol
Cambios de apetito (pérdida y/o aumento de peso)
Dificultades para conciliar el sueño
Mal genio
Lapsus frecuentes de memoria
Sofocos
Sentimientos de ansiedad o impotencia
Apatía y desesperación
A largo plazo
Físicas
Trastornos neuroendocrinos: en el ritmo del cortisol, aumento de catecolaminas, alteraciones en el metabolismo de la glucosa
Trastornos cardiovasculares: aumento de la presión arterial, incremento de la arteriosclerosis, aumento del riesgo cardiovascular, favorece la arritmogénesis, alteración de la coagulación
Trastornos musculoesqueléticos: aumento del tono muscular, favorece el mantenimiento del dolor crónico en región cervical y lumbar
Alteraciones dermatológicas: interviene en la génesis y exacerbación de psoriasis, alopecia, eccemas y dermatitis seborreica
Otros trastornos: Alteraciones de la ventilación, cefalea tensional y migraña
Psicológicas
Emocionales: humor disfórico, tristeza, disminución de la capacidad de relación, incremento de la irritabilidad, astenia, fatiga, ansiedad inespecífica, trastornos del sueño, trastornos adaptativos con ansiedad y depresión
Cognitivas: pérdida de concentración, dificultad de memoria, déficit de atención, sensación de temor infundado y temor a la pérdida de control de la situación
Comportamentales: aumento en el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas, alteraciones en la alimentación, trastornos de la conducta alimentaria

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS