sábado, 9 de enero de 2016

Tienes que tratar con prontitud los daños psicológicos que te crea el acoso laboral

MobbingMadrid Tienes que tratar con prontitud los daños psicológicos que te crea el acoso laboral

Tienes que tratar con prontitud los daños psicológicos que crea el acoso laboral?
En su fase inicial los problemas de ansiedad son los más habituales. Problemas como el insomnio, el nerviosismo o las somatizaciones son muy frecuentes. 
Cuando la situación de acoso se prolonga en el tiempo puede aparecer sintomatología depresiva o cronificarse la ansiedad y, en los casos de acoso más graves, incluso puede aparecer sintomatología postraumática o cambios persistentes en la personalidad del afectado.
El hecho de que el daño psicológico sufrido configure finalmente una secuela psíquica dependerá de muchos factores. 
Hay algunas personas que identifican rápidamente el problema que sufren y comienzan a movilizar numerosos recursos y estrategias de afrontamiento de forma activa. 
Estas personas, aunque desarrollen sintomatología de tipo ansioso-depresivo de carácter reactivo así como somatizaciones secundarias a su situación laboral, es probable que no tengan un pronóstico tan desfavorable como otras y que su malestar pueda remitir si son capaces de gestionar con éxito su situación o al menos percibir cierto control sobre su caso, con lo cual no hablaríamos de secuelas propiamente dichas en estos supuestos.

¿Qué les puede ocurrir a las personas acosadas que se demoran en identificar el acoso laboral que sufre?

La mayoría de las personas acosadas tardan bastante tiempo en identificar lo que les está ocurriendo y suelen desarrollar sentimientos de culpabilidad, desmotivación, apatía y miedo hacia su trabajo, además de no disponer de alternativas para solucionar su problema.
En estos casos la sintomatología se cronifica y puede configurar trastornos más graves como los cuadros de ansiedad generalizada, la sintomatología postraumática (conductas evitativas, re-experimentación, activación fisiológica) o la depresión mayor, cuadros que si se prolongan en el tiempo son susceptibles de originar cambios persistentes en la personalidad del trabajador acosado, volviéndose éste más desconfiado, sensible a la crítica y con problemas en sus relaciones interpersonales.
En estos casos sí que podríamos decir que se producen secuelas que van a hacer que la persona acosada sea toda su vida una persona distinta a lo que fue antes de sufrir dicho acoso laboral.

¿Puede la víctima recuperarse del daño sufrido?

Dependerá del daño psicológico que presente la víctima (p. Ej., no es igual el pronóstico de un trastorno adaptativo ansioso-depresivo que el de una depresión mayor) y también de lo vulnerable o resistente que sea. Teniendo en cuenta ambos aspectos, habrá casos en los que el pronóstico sea más favorable y otros en los que lamentablemente quedarán daños en el plano psicológico.

¿Existe algún tipo de abordaje terapéutico más recomendable para este tipo de víctimas?

Dependiendo de la sintomatología que presente la víctima podrá haber algunas intervenciones más indicadas que otras. De todos modos, la intervención siempre debe ajustarse al paciente en cuestión y a las características de cada caso, por tanto habrá ocasiones en las que un abordaje clínico sea acertado y en otras se deban contemplar otras alternativas.
Lo que sí podemos decir es que la psicoterapia, tanto individual como en grupo, es un recurso de utilidad para el afectado, tanto si continúa en su lugar de trabajo como si se encuentra de baja laboral o va a emprender acciones legales por el acoso sufrido


Autor: David González Trijueque
Doctor en psicología (autor de la primera tesis doctoral en España sobre la valoración pericial del daño psicológico en víctimas de mobbing
Psicólogo forense del Tribunal Superior de Justicia de Madrid
Colaborador de PRIDICAM

2 comentarios:

Amparo Orts dijo...

He sufrido acoso durante los ultimos 10 años(llevo 30 en la organizacion).Los ultimos 3 años fueron terrorificos con amenazas e insultos.Tuve que parar y salir de Guantanmo.Por mi profesion era consciente de lo que me estaban haciendo.Acoso grupal:yo era el chivo expiatorio.Me gustaba mucho mi trabajo,pero tuve que elegir entre trabajo y salud.Necesite ayuda psicologica.Aun asi he podido salir
Con la cabeza bastante equilibrada.Las emociones son las mas dañadas

Anónimo dijo...

A mí me ocurrió lo mismo en un colegio concertado religioso de Castellón.
Donde se supone que había "valores cristianos" solo encontré envidia, maltrato y miserias.
Fue un infierno hasta que salí de allí. Es increíble el daño que pueden llegar a hacer... Y las víctimas siempre suelen ser iguales: personas muy válidas, responsables, implicadas con su trabajo y buenas personas.
Hay muchos psicópatas por ahí sueltos. Y muchos "observadores", que en realidad son unos cobardes que por mantener su puesto de trabajo miran hacia otro lado y encima te dicen que lo estás malinterpretando todo. Que decepción me he llevado de los que creía "compañeros y amigos"...
En fin, ánimo a quien se encuentre ahora en esa situación. Alejaos de los lugares tóxicos como sea. Esa es la solución.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS