miércoles, 18 de noviembre de 2015

Porque la mediación es ventajosa en la fase inicial del acoso laboral o mobbing

MobbingMadrid Porque la mediación es ventajosa en la fase inicial del acoso laboral o mobbing



































Porque la mediación es ventajosa en la fase inicial del acoso laboral o mobbing 

La "mediación", es ventajosa en la fase inicial del mobbing

Es oportuna y ventajosa la intervención de la "mediación" en los casos de mobbing ,cuando el proceso de acoso se encuentra en la fase inicial.
La mediación debe aplicarse al inicio de las conductas abusivas y actuaría preventivamente, como una alerta temprana de denuncia de la situación, permitiéndole a la víctima, de este modo, a ganar confianza para enfrentarse a los hechos y evitar con ello otras victimizaciones posteriores, tanto o más terribles que el acoso en sí mismo.
Desde ésta misma perspectiva, sin embargo, la mediación sería menos aconsejable en las fases más avanzadas del mobbing, cuando ya existe daño y la situación de desequilibrio de poder entre las partes es muy difícil de recomponer. 

¿Cuándo debe aplicarse?

La mediación es un método de solución de controversias, privado y extrajudicial, en el que un tercero (el mediador), neutral e imparcial, ayuda a otros a resolver un conflicto de tal manera que son éstos quienes, de lograrlo, alcanzan por sí mismos un acuerdo.
"la mediación podría aplicarse en las fases incipientes del mobbing, cuando se está gestando el acoso, en las que la víctima se percata de comportamientos ambiguos que le desconciertan y al inicio de las conductas abusivas".
"sería eficaz, funcionando como una alerta temprana. Esa mediación preventiva, como denuncia de la situación, permitiría a la víctima no sólo cerciorarse de su sufrimiento, percatarse íntimamente de que la pesadilla es real sino evitar también otra victimización al ganar confianza para enfrentarse a los hechos"

¿Denunciar o no denunciar?

La posibilidad de intervenir inicialmente, aunque coherente con la conclusión de no intervenir cuando el mobbing ya ha echado raíces, sin embargo, cuenta con un gran escollo inicial, la gran cuestión que subyace de fondo y que condiciona cualquier intervención en esta materia: ¿denunciar o no denunciar? .Ésa es la cuestión.
"Hay que evitar la judicialización, que suele ser demasiado odiosa para la víctima, ya que ésta no sólo quiere que el juez le dé la razón sino que dejen de perseguirla y acosarla; en definitiva, quiere que la dejen en paz". Iñaki Piñuel y Zabala
Lo que sucede es que los responsables de las compañías, ante un problema de este tipo, suelen preferir obviarlo y mirar para otro lado. Craso error.
La empresa, como responsable de la salud de sus trabajadores, responderá si permite las conductas de acoso moral en el trabajo, ya sea por acción u omisión, si no lo detecta a tiempo o no hacen nada por solucionarlo.

¿Sirve la "mediación" en casos de mobbing en los que ya existe victimología?

Iñaki Piñuel cree que:
 "la mediación no sirve en los problemas de victimología, porque mediar significa asumir el principio de igualdad en las pretensiones de ambas partes en un conflicto y el mobbing no es un conflicto, sino un proceso de victimización en el que no cabe situar a la víctima y a su verdugo en el mismo plano moral ni en el mismo juicio ético".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Considero que el mobbing como acoso a una persona brillante pero débil y que no sabe poner barreras, la opción mejor es terapia psicológica y ayudarle a defenderse y reclamar sus derechos. La mayoría de los acosadores solo se atreven con el maltrato con personas débiles de carácter o ingenuas, inocentes, o bien abusan de su entrega laboral. Por ello hay que enseñar a mediar a la víctima para que reclame sus derechos. Si no se le hace caso y la situación de acoso continúa hay que avisar a la empresa y al acosador que se va a proceder a denunciar. Entonces las cosas cambian.

Anónimo dijo...

La teoria del mobbing esta clara y en todos los casos se busca lo mismo dañar al trabajador para que salga fuera de la empresa por que es perjudicial su presencia.
Defiendo y animo a todo trabajador a denunciar estas situaciones yo soy camarero en Granada ciudad muy conocida por sus bares y tapas.
Aqui los empresarios abusan todo lo que pueden de los trabajadores sin escrupulos.
Se vive del turismo que no conoce las situaciones de los trabajadores que hacen jornadas de 12 y 14 horas sin respeto de descansos y festivos una verguenza. La inspecciones de trabajo no controlan estos incumplimientos y cuando lo hacen es demasiado tarde. Sancionar a los empresarios no es la solucion, la solucion esta en hacerles cumplir con los derechos de los trabajadores, obligacion de todo empresario.
Anteponer lo HUMANO ANTES QUE LOS INTERESES ECONOMICOS.

19 noviembre, 2015 13:46

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS