viernes, 16 de octubre de 2015

Mobbing Maternal Caso real, con datos de identidad ficticios

MobbingMadrid Mobbing Maternal Caso real, con datos de identidad  ficticios
























Mobbing Maternal Caso real, con datos de identidad  ficticios

Mujer menor de 30 años - Sector: Servicios

Belén, menor de  30 años, licenciada en "Periodismo". Madre de un niño menor de nueve meses. Trabajadora desde los 20 años en el ámbito de la cultura.
Después de varios empleos en el sector servicios. Comienza a trabajar en una empresa difusora de la cultura escrita, después de tres años llega a la máxima responsabilidad de dirección creativa de proyectos culturales.
Mujer feliz con su trabajo, comienza un tránsito laboral infernal para ella, cuando comunica a su superior, que está embarazada.
Belén, continúa su trabajo con la misma dedicación, pero se inician sus primeras dificultades laborales, cuando debido a su embarazo, se tiene que ausentar para tratarse de las revisiones médicas propias de su nuevo estado.

Ausencias

Los partes de ausencia por motivos médicos, no se le autorizan hasta el mismo día  de la prueba, conducta de su superior que comienza a estresar a Belén, pues entiende que la dilatación de la firma es provocada.

Vacio de los compañeros

Empieza a sentir el vacío en su entorno, aun cuando la mayoría de la plantilla de la empresa son hombres, ni compañeros ni compañeras, se dirigen a ella para preguntarle sobre la evolución de su embarazo. Solamente dos personas de las veinte que componen la plantilla tienen la atención de interesarse por ella.
Dos meses antes de la fecha de su previsible parto, se entera que la creciente desafección  de sus compañeros, está basada en que su superior comenta que el embarazo de Belén, provoca retraso de algunos proyectos y por lo tanto daños económicos para la empresa.

Repercusión en su salud

Esta situación de hostigamiento laboral dirigido por su superior y consentido por sus compañeros acaba repercutiendo en la salud de Belén, quien aborta prematuramente con las consiguientes consecuencias para ella y su niña.
La crisis ansiosa depresiva que ha producido a Belén esta situación, por la cual necesita tratamiento psicológico, se reduce cuando está alejada del trabajo y se dedica al cuidado de su niña.

Reincorporación al trabajo

Cuando finaliza su baja por maternidad y se reincorpora, se encuentra que le han vaciado de responsabilidad y funciones su puesto de trabajo y que el vacío sigue existiendo.
Solicita el derecho a disfrutar la "Lactancia Acumulada", que según el convenio colectivo al que está suscrito su contrato, es: 
"Las trabajadoras y los trabajadores, por lactancia de un hijo menor de nueve meses, tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo, pudiendo acumular el total de horas correspondientes a este permiso para ser disfrutadas de forma ininterrumpida durante tres semanas a continuación de la suspensión por maternidad".
Por motivos de trabajo acumulado la empresa no le concede este explicado derecho..

Baja laboral

Recae un una crisis ansiosa depresiva más profunda con baja laboral, pasados cuatro meses su superior en nombre de la empresa le “sugiere” la negociación de su rescisión de contrato.

Belén, acaba negociando y pasa a incorporarse a la larga lista del paro y de las mujeres que han sufrido el.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS