martes, 13 de mayo de 2014

¿El protocolo contra el acoso laboral en el Ayuntamiento de Madrid es útil para sus empleados?


 
El protocolo contra el acoso laboral en el Ayuntamiento de Madrid es útil  para sus empleados
 
¿El protocolo contra el acoso laboral en el Ayuntamiento de Madrid es útil  para sus empleados?
En el Ayuntamiento de Madrid tras más de dos años de implantación del Protocolo de Acoso Laboral, todavía no se ha detectado ningún sólo caso , a pesar de contar con una plantilla de más de 29.000 trabajadores. Las dos docenas de casos de presuntos casos de acoso laboral estudiados por la Inspección General de Servicios se han cerrado todos sin que se considerase que existiese acoso en ninguno de ellos.
Síndrome de negación organizacional ante el mobbing
El principal problema que existe con los protocolos contra el acoso laboral  en el trabajo o mobbing es que las organizaciones tienden a errar el diagnóstico real y atribuyen frecuentemente el problema a otras causas que no tienen nada que ver con la realidad. Iñaki Piñuel y Zabala, libro Mobbing, estado de la cuestión el “síndrome de negación organizacional ante el mobbing”.
Las organizaciones tienden a mirar hacia otro lado porque aceptar que en su seno se están produciendo casos de mobbing significa una más que probable deficiencia en la forma de organizar el trabajo, de asignar los recursos humanos o de promocionar a sus directivos.
A menudo, esta negación de la realidad convierte a la víctima en un chivo expiatorio dentro de la organización, que acaba haciéndola aparecer ante la opinión pública como la fuente del problema.
Al negar la existencia del mobbing, los casos se cronifican produciendo graves daños psíquicos y bajas laborales en las víctimas. Los casos acaban ocultos dentro de la organización con graves consecuencias para las víctimas cuando hubiera sido fácil encontrar una salida adecuada si se hubieran detectado a tiempo a través de la prevención y de una posición sancionadora contundente ante el acoso.
Los resultados de la aplicación del Protocolo de Acoso Laboral en el Ayuntamiento de Madrid, reflejan muy probablemente el “síndrome de negación organizacional ante el mobbing” mencionado, puesto que estadísticamente los resultados anteriormente expuestos contradicen todos los estudios de seriedad técnica realizados.
 


¿Qué pregunta o dudas te ha sugerido este artículo? Envíanos tu comentario o consulta, estamos a tu disposición. Pulsa

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy trabajadora municipal, he sufrido mobbing, lo denuncie ante diversas instancias, y no me ayudo nadie. Es un autentico desastre. Yo finalmente he conseguido huir (cambiar de departamento) pero ¿Que pasa con todos aquellos que no l consiguen?

Una solución al acoso en el Ayuntamiento de Madrid es imperiosamente necesaria. Pero finalmente, primas los intereses políticos.

Anónimo dijo...

Cómo hiciste para cambiar de departamento en el ayuntamiento de Madrid. Te lo agradezco

Anónimo dijo...

a algunos aunque hayamos cambiado de pais aun nos persiguen con la ayuda de sus complices.

Anónimo dijo...

Yo he sufrido acoso laboral hasta lograr expedientarme precisamente para poder quitarme mi puesto de jefatura por concurso.Mi abogado opinaba que era mas fácil ganar demandando en el contencioso adm porque era muy difícil demostrar el acoso; lo perdí en 1ª instancia y lo he recurrido.
Así han pasado 3 años, he perdido nivel, sueldo, puesto, dinero, etc

Anónimo dijo...

Es indecente como los inspectores municipales justifican comportamientos que son muy graves, miran hacia otro lado y le hacen el juego poder, y encima permiten que se expedienten a los que denuncian. Si el acoso laboral se demuestra en los tribunales,tanto los inspectores como los máximos responsables de Recursos Humanos deberían ser sancionados. Las instituciones no funcionan democráticamente, están descaradamente al servicio de quienes gobiernan, por eso sacar adelante una denuncia por acoso laboral es imposible. La única esperanza son los tribunales pero es un camino complejo y costoso económica y emocionalmente. Aún así yo lo estoy haciendo y animo a hacerlo a quienes sufren esta situación.

Anónimo dijo...

Efectivamente, el hecho de que tu jefe, aún no siendo el acosador, sea responsable del acoso a lo que lleva es a que tu jefe nunca te apoye, ya que por desgracia el mundo rebosa de cobardes sin empatía alguna, de forma que si consigues armarte de valor -difícil cuando te ponen al borde del suicidio- marean el asunto entre departamentos y la cosa acaba de dos maneras posibles: con una baja del acosado/a o con su estratégico traslado 'por lo bajini'. Eso sí, el acosado/a consigue una fama estupenda de problemático y un no menos estupendo estrés post traumático.
En cualquier caso, si os acosan mi consejo es que no resistáis en soledad; pedid ayuda. A vuestros compañeros. Al médico. Al sindicato. A recursos humanos. Al defensor del pueblo.

Anónimo dijo...

Y q pasa cuando Eres funcionario de la policia y t acosan y no tienes a nadie q t ayude

Puedes leer estos artículos relacionados