jueves, 20 de marzo de 2014

Mobbing: El Ayuntamiento de Cangas del Narcea condenado a abonar 20.945€ por acoso laboral



El Ayuntamiento de Cangas del Narcea condenado a abonar 20.945€ por acoso laboral

Mobbing: El Ayuntamiento de Cangas del Narcea condenado a abonar 20.945€ por acoso laboral


El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha estimado parcialmente el recurso presentado por Roberto Chacón, delineante municipal del Ayuntamiento de Cangas del Narcea, para elevar la cuantía de su indemnización en la denuncia por acoso laboral contra sus superiores jerárquicos en el consistorio durante el mandato de José Manuel Martínez (IU) como alcalde, que ya contaba con un fallo anterior favorable al funcionario.

Roberto Chacón reclamaba 54.771 euros y el tribunal le ha concedido 20.945. La cuantía fijada por la primera sentencia a su favor, en compensación por los daños morales de lo que la Justicia calificó de "represión laboral", era de 9.000 euros, una cifra que al delineante municipal le pareció insuficiente.

El delineante municipal recurrió una sentencia previa, que fijaba su indemnización en 9.000 euros

Según la primera sentencia, entre los años 2007 y 2011 Chacón, fue objeto de actos de persecución, hostigamiento y acoso por parte del regidor y otros superiores jerárquicos. Pese al reconocimiento de los hechos, el funcionario no estuvo conforme con la indemnización y recurrió. También lo hizo el Ayuntamiento. El TSJA ha dado la razón, parcialmente, al trabajador y ha aumentado la cifra de la indemnización.

Los tribunales dejan constancia de que en los hechos denunciados por Roberto Chacón se aprecia:

 "la finalidad de denigrarlo afectando negativamente a su intimidad, propia imagen y dignidad en el trabajo, lo que constituye uno de los supuestos de acoso laboral".

En su día, el gobierno de Martínez alegó que Chacón no tenía título de delineante, pero, según la Justicia, no sólo no se le pidió ese título para acceder al puesto, sino que ni siquiera existía tal titulación cuando Chacón comenzó a trabajar en el Ayuntamiento.

Asimismo, la sentencia original considera probado que el gobierno de Martínez vació de contenido la plaza de Chacón contratando a otro delineante sin acreditar la necesidad del mismo. También señala que se le dejó en numerosas ocasiones sin funciones (o se le encargaron otras que no correspondían con su puesto), que se le privó de despacho, teniendo que estar toda la jornada laboral en el corredor del Ayuntamiento, que se le denegaron permisos que había concedido el jefe de servicio y que se le trató de expulsar de su trabajo de 23 años.

Información sobre sentencia previa, que fijaba su indemnización en 9.000 euros

El Ayuntamiento de Cangas del Narcea ha sido condenado a pagar 9.000 euros a Roberto Chacón, delineante municipal, por los daños morales sufridos durante el mandato de José Manuel Martínez (IU) como alcalde en lo que la justicia ha considerado como una "represión laboral". Contra esta sentencia, emitida por el Juzgado Contencioso-Administrativo de Oviedo número 3, cabe recurso.

Según la sentencia, entre los años 2007 y 2011, Chacón fue objeto de actos de persecución, hostigamiento y acoso por parte de los regidores municipales y superiores jerárquicos de entonces.

La sentencia indica que se "evidencia la animadversión de los regidores municipales y de alguno de sus funcionarios (leáse Sr. Arias Vidal, que ejercía funciones de Secretario Municipal), hacia el Sr. Chacón, guiándose en su actuar por un ejercicio desviado del poder, con la única finalidad de acosar a un funcionario municipal", a lo cual se añade que "resulta acreditado que el Sr. Chacón Menéndez ha sido objeto de un ejercicio desviado de la potestad administrativa por parte de sus superiores jerárquicos, con la finalidad de denigrarlo y menospreciarlo en el ejercicio de sus cometidos profesionales".

La apreciación judicial concluye de forma igualmente dura: "La dignidad de la que es acreedor todo ciudadano reviste características especiales cuando se trata de un servidor público en el ejercicio de sus funciones, que se concreta en el derecho al desempeño efectivo de las funciones o tareas propias de su condición profesional y al respeto a la dignidad en el ejercicio de su trabajo, los cuales fueron menoscabados".

El magistrado considera probado que el gobierno de Martínez vació de contenido la plaza de Chacón contratando a otro delineante sin acreditar la necesidad del mismo.

También señala que se le dejó en numerosas ocasiones sin funciones (o se le encargaron otras que no correspondían con su puesto), que se le privó de despacho teniendo que estar toda la jornada laboral en el corredor del Ayuntamiento, que se le denegaron permisos que había concedido el jefe de servicio y, por último, que se le trató de expulsar de un trabajo que llevaba desempeñando 23 años.

En su día, el gobierno de Martínez alegó que Chacón no tenía título de delineante pero, según la justicia, ya no es que no se pidiera ese título para acceder al puesto, sino que ni siquiera existía tal titulación cuando Chacón comenzó a trabajar en el Ayuntamiento cangués.


 

El juzgado de los Contencioso-Administrativo número 3 de Oviedo ha dictado una sentencia por la que condena al Ayuntamiento de Cangas del Narcea a indemnizar al delineante municipal, Roberto Chacón Menéndez, «por los daños morales sufridos durante el mandato del señor Martínez como alcalde», según explicó ayer su abogado, Mario Gómez.

Gómez señala que la sentencia recoge que, entre los años 2007 y 2011, el funcionario fue objeto de «represión laboral», a través de actos de «persecución, hostigamiento y acoso» de los regidores municipales y superiores jerárquicos.

La sentencia recoge textualmente que se evidencia «la animadversión de los regidores municipales y de alguno de sus funcionarios (leáse Sr. Arias Vidal, que ejercía funciones de Secretario Municipal), hacia el Sr. Chacón, guiándose en su actuar por un ejercicio desviado del poder, con la única finalidad de acosar a un funcionario municipal». El texto señala que resulta acreditado que fue «objeto de un ejercicio desviado de la potestad administrativa por parte de sus superiores jerárquicos, con la finalidad de denigrarlo y menospreciarlo en el ejercicio de sus cometidos profesionales».

Entre los agravios a que fue sometido, el abogado asegura que se incluyen el haber vaciado su plaza de contenido, «mediante la contratación de otro delineante» y haberlo dejado sin funciones o encomendarle tareas «ajenas a las propias de su plaza». Además, señala que se le privó de su despacho, «teniendo que permanecer en el corredor del edificio municipal», o se le denegaron permisos y recuerda que, se le trató de expulsar de la función pública, 23 años después de su nombramiento, «por no contar con el título oficial de delineante, cuando tal requisito no había sido exigido nunca».

Antecedentes

Los hechos se remontan a 2007, cuando Izquierda Unida llegó a la Alcaldía de Cangas del Narcea, llegando al punto de que en noviembre de 2009 el Pleno Municipal «decide iniciar una revisión de su condición de funcionario, y lo separa provisionalmente del servicio», suspendiendo de empleo y sueldo al funcionario, argumentando que no estaba en posesión del título de delineante, cargo que desempeñaba en el Consistorio desde 1986.

Se inició entonces ya un primer pleito y, en julio de 2010, se ordena que sea restituido en su puesto, aunque la reincorporación no se haría efectiva hasta mayo de 2011, debido a que el funcionario se encontraba de baja laboral.

Chacón denuncia que hasta el cambio de gobierno municipal, un mes después, continuó siendo víctima de otros actos de hostigamiento. Es por eso que se inicia una reclamación por responsabilidad patrimonial ante el propio Ayuntamiento y, tras no recibir contestación, casi un año después se inicia el nuevo pleito que acaba de resolverse ahora.

Gómez subraya que esta sentencia se une a otras dos dictadas en los años 2008 y 2011, en las que «se declararon nulos -por represalia sindical, al haber ejercido sus derechos laborales- los dos despidos sucesivos decretados por el señor Martínez contra la empleada municipal Carmen Castro, cuya inmediata readmisión en su puesto de trabajo fue ordenada en ambas ocasiones por la autoridad judicial».

La sentencia todavía no es firme y contra ella cabe recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias.


Esto es una web y en una web no nos da tiempo a contarte todo. Si tienes alguna pregunta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS