miércoles, 19 de junio de 2013

El mobbing o acoso laboral en el Código Penal español


El mobbing o acoso laboral en el Código Penal español
El mobbing o acoso laboral en el Código Penal español

Articulo 173. Código Penal español

1. El que infligiera a otra persona un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años.

Con la misma pena serán castigados los que, en el ámbito de cualquier relación laboral o funcionarial y prevaliéndose de su relación de superioridad, realicen contra otro de forma reiterada actos hostiles o humillantes que, sin llegar a constituir trato degradante, supongan grave acoso contra la víctima.

Se impondrá también la misma pena al que de forma reiterada lleve a cabo actos hostiles o humillantes que, sin llegar a constituir trato degradante, tengan por objeto impedir el legítimo disfrute de la vivienda.

2. El que habitualmente ejerza violencia física o psíquica sobre quien sea o haya sido su cónyuge o sobre persona que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, o sobre los descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, propios o del cónyuge o conviviente, o sobre los menores o incapaces que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente, o sobre persona amparada en cualquier otra relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar, así como sobre las personas que por su especial vulnerabilidad se encuentran sometidas a custodia o guarda en centros públicos o privados, será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años, privación del derecho a la tenencia y porte de armas de dos a cinco años y, en su caso, cuando el juez o tribunal lo estime adecuado al interés del menor o incapaz, inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento por tiempo de uno a cinco años, sin perjuicio de las penas que pudieran corresponder a los delitos o faltas en que se hubieran concretado los actos de violencia física o psíquica.

Se impondrán las penas en su mitad superior cuando alguno o algunos de los actos de violencia se perpetren en presencia de menores, o utilizando armas, o tengan lugar en el domicilio común o en el domicilio de la víctima, o se realicen quebrantando una pena de las contempladas en el artículo 48 de este Código o una medida cautelar o de seguridad o prohibición de la misma naturaleza.

3. Para apreciar la habitualidad a que se refiere el apartado anterior, se atenderá al número de actos de violencia que resulten acreditados, así como a la proximidad temporal de los mismos, con independencia de que dicha violencia se haya ejercido sobre la misma o diferentes víctimas de las comprendidas en este artículo, y de que los actos violentos hayan sido o no objeto de enjuiciamiento en procesos anteriores.


Fuente: elblogdemiguelml.blogspot.com

Consulta de "Orientación personal gratuita" sobre mobbing o acoso laboral sobre Pulsa

4 comentarios:

Francisco José Tejedor Revilla dijo...

llevo 20 años sufriendo acoso laboral en CORREOS, pero a la hora de la verdad NADIE QUIERE MOJARSE, el uno "es que si no tienes testigos no hay nada que hacer" el otro "no quiero problemas", todo el mundo escurre el bulto, y yo con un daño psicológico irreversible y encima de BAJA y SUSPENDIDO EN FUNCIONES, luego cuando pasan tragedias vienen los pesares

Anónimo dijo...

Es verdad; si no tienes un abogado que quiera trabajar un poquito, de qué te vale que sea delito. Para ellos es más fácil temas de despido y cositas por las que cobran un huevo. De todas maneras si esto está en el código penal no sé por qué no es cosa de un penalista en vez de un laboral. Para que un acosador laboral vaya a la cárcel tiene que hacer algo muy gordo. Para la mayoría de los trabajadores es muchísimo desgaste todo el procedimiento y además dinero, para que luego te digan que hay pocas pruebas o cualquier tontería. Además no está estipulado claramente cuanto tiempo debe ser uno acosado para que se considere como tal. El acoso es un negocio que conviene a empresas, a abogados que te dan esperanzas falsas y a psicólogos. Esto se sabe desde hace décadas y ahora empiezan a querer hacer ver que se hace algo.
Hasta que no pasen tragedias un día sí y otro también no se va a hacer nada.

Anónimo dijo...

Es una lacra en España, se calcula que dos millones de personas lo sufren. Debería ser tratado como un problema equiparable al acoso escolar o violencia de género. Los daños psicológicos y físicos son brutales. Y el problema no son solo los acosadores, sino los conocedores y consentidores. Ese silencio cómplice de tanta gente que mira para otro lado cuando podrían ayudar a solucionarlo. En la FNMT también tenemos y hemos tenido casos de acoso laboral.

Anónimo dijo...

AL compañero de Correos le diría que lo denuncie, que vaya a un despacho de penalistas, que aporte todas las pruebas de que disponga y se deje asesorar. No se puede permitir más acoso en esta empresa.

Suerte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS