viernes, 1 de febrero de 2013

Discriminación laboral: El desempleo en España continúa aumentando según informe de la OIT

Discriminacion Laboral
Discriminación laboral: El desempleo en España continúa aumentando según informe de la OIT
Pautas del informe que en España no se están aplicando
El objetivo debe consistir en reducir el déficit en el medio plazo sin poner en peligro la recuperación del mercado de trabajo
España ha modificado recientemente su legislación sobre mercado de trabajo. Sin embargo, de acuerdo con el Informe sobre el trabajo en el mundo 2012 estos cambios han estado relacionados con la regulación de los costes de despido y de los tipos de contrato y no han tenido en cuenta una visión más comprensiva de la  protección laboral.
Apoyar la inversión productiva mediante la reanudación del crédito a la economía real, en especial a las PYME.:  La recuperación económica no será posible hasta que no se reanude el crédito a las pequeñas y medianas empresas (PYMEs). Por lo tanto, incentivar la inversión y apoyar a las PYMEs resulta crucial para lograr la creación de empleo.
Sobre todo, se debe reformar el sistema financiero para asegurar que se centre en su verdadera labor de proveer de crédito a la economía real. En este sentido, merece la pena considerar la creación de una banca pública que se dedique a la promoción de la inversión en sectores estratégicos, como ya existe en otros países.
Informe OIT
El impacto de la crisis mundial en el  mercado de trabajo español ha sido mucho más fuerte que en la mayoría de los países de la UE. En el cuarto trimestre de 2011, la tasa de de desempleo se sitúo en el 22,8 por ciento, lo que supuso un aumento de 2,5 puntos porcentuales con respecto al mismo  trimestre del año anterior y más de 14 puntos porcentuales por encima de la de 2007.


El desempleo ha afectado en especial a aquellos trabajadores más vulnerables, en concreto a los jóvenes y a los desempleados de larga duración. La tasa de desempleo juvenil subió hasta situarse en el 48,6 por ciento en el cuarto trimestre de 2011, aumentando 30 puntos porcentuales desde 2007 (gráfico 2).  Asimismo, más del 43 por ciento de los desempleados han permanecido sin empleo durante un periodo superior al año –un cifra considerablemente superior a la observada en el contexto internacional.

España continúa siendo el país europeo con un mayor porcentaje de trabajadores con contrato temporal (25,4 por ciento), a pesar de la elevada destrucción de empleo temporal durante la crisis. Además, más del 90 por ciento del empleo temporal en España es de carácter involuntario.

El impacto social de la actual crisis económica  se ha visto multiplicado, ya que el incremento del desempleo y la caída de los ingresos han agravado las desigualdades.

Como consecuencia de ello, la crisis ha supuesto un crecimiento en el índice de Gini en 2,6 puntos porcentuales entre 2007 y 2010.

Las medidas de austeridad han afectado al crecimiento y al empleo en el corto plazo y,

por el momento, no se han traducido en una reducción significativa del déficit fiscal.

Por otro lado, el crecimiento de las exportaciones y de la inversión no han compensado el impacto negativo que las medidas de austeridad tienen sobre la demanda privada. Las exportaciones, que habían crecido a una tasa anual por encima del 15 por ciento en 2010, crecieron al 5 por ciento en 2011, reflejando la nueva recesión económica que han sufrido la mayor parte de los países europeos. Al mismo tiempo, la inversión ha disminuido debido a la caída de la inversión pública y a la contracción de la inversión privada motivada por las fuertes restricciones en el acceso al crédito.

Fomentar la estabilidad fiscal al mismo tiempo que se promueve la creación de empleo:

Lograr unas cuentas públicas saneadas tiene una importancia fundamental. No obstante, la estabilidad fiscal no debería ser un objetivo en sí mismo, sino el mecanismo para logar una recuperación económica y laboral más rápida y equitativa.

Apoyar la inversión productiva mediante la reanudación del crédito a la economía real, en especial a las PYME.:  La recuperación económica no será posible hasta que no se reanude el crédito a las pequeñas y medianas empresas (PYMEs). Por lo tanto, incentivar la inversión y apoyar a las PYMEs resulta crucial para lograr la creación de empleo.

Sobre todo, se debe reformar el sistema financiero para asegurar que se centre en su verdadera labor de proveer de crédito a la economía real. En este sentido, merece la pena considerar la creación de una banca pública que se dedique a la promoción de la inversión en sectores estratégicos, como ya existe en otros países.

España ha modificado recientemente su legislación sobre mercado de trabajo. Sin embargo, de acuerdo con el Informe sobre el trabajo en el mundo 2012 estos cambios han estado relacionados con la regulación de los costes de despido y de los tipos de contrato y no han tenido en cuenta una visión más comprensiva de la  protección laboral. En este sentido, resulta fundamental asegurar que las personas desempleadas, en especial los jóvenes, reciben el apoyo adecuado a la hora de buscar un nuevo empleo.  Del mismo modo, los intentos  por adentrarse en una espiral descendente de los salarios serían contraproducentes. El diálogo social podría ayudar a prevenir esto mientras se recupera el clima social y la inversión.

Informe completo en español

¿Qué pregunta o dudas te ha sugerido este artículo? Envíanos tu comentario o consulta, estamos a tu disposición. Pulsa

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS