viernes, 4 de enero de 2013

El mobbing será motivo de despido de los empleados públicos en la Comunidad de Aragón


protocolo mobbing
El mobbing será motivo de despido de los empleados públicos en la Comunidad de Aragón. Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón – Hacer mobbing a un compañero de trabajo, será motivo de despido en la administración autonómica aragonesa.

Hacer mobbing a un compañero de trabajo, será motivo de despido en la administración autonómica aragonesa. Así lo regula la ORDEN de 28 de noviembre de 2012, del Departamento de Hacienda y Administración Pública, por la que se publica el Protocolo de actuación frente al acoso laboral. Una norma que ha dictado el Gobierno aragonés y que acaba de entrar en vigor. En dicha norma se detalla qué se considera como acoso laboral y se regula el protocolo de actuación en cuanto un empleado público de la Comunidad denuncie ser víctima de este tipo de situaciones, también conocidas como mobbing.

A partir de ahora, el empleado de esta administración regional o de sus organismos y entes que se considere víctima de mobbing podrá denunciarlo con la garantía de que, en el plazo máximo de un mes, una comisión específica analizará el caso, recabará información, investigará lo ocurrido y emitirá un informe de conclusiones.
Si confirma que ha habido un caso de acoso laboral, el mismo informe propondrá las medidas sancionadoras a aplicar. Entre ellas, esta normativa contempla la separación del servicio de los funcionarios, que en el caso de los funcionarios interinos conllevará la revocación de su nombramiento. También prevé, dependiendo de la gravedad del caso, el despido disciplinario del personal laboral, en cuyo caso el trabajador quedará inhabilitado para volver a disfrutar de un nuevo contrato de trabajo con funciones similares a las que desempeñaba cuando fue sancionado.
Otras posibles sanciones son la suspensión firme de funciones, o de empleo y sueldo en el caso de personal laboral; el traslado forzoso, por el período que en cada caso se establezca; o el «demérito», que consistirá en la penalización a efectos de carrera profesional o promoción interna.
La normativa contempla también la posibilidad de que quien denuncie ser víctima de acoso laboral lo haga «de mala fe», a sabiendas de que no es cierto. En estos casos, se establecen también sanciones para quienes incurran en denuncia falsa: se le incoará expediente disciplinario.
Además, cuando la investigación interna confirme que efectivamente ha habido un caso de mobbing, se pondrá en conocimiento de la Fiscalía, para que actúe por vía penal si lo considera oportuno.
Esta normativa del Gobierno aragonés tipifica como acoso laboral supuestos tales como dejar al trabajador de forma continuada sin ocupación efectiva sin causa que lo justifique; dictar órdenes de imposible cumplimiento por parte del empleado; ocuparlo en tareas inútiles o sin valor productivo; reprender reiteradamente a un trabajador delante de otras personas; difundir rumores falsos sobre su trabajo o su vida privada; calumniarle o aislarle y reducir sus posibilidades de expresarse o de comunicarse con jefes o compañeros.

¿Qué pregunta o dudas te ha sugerido este artículo? Envíanos tu comentario o consulta, estamos a tu disposición. Pulsa.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS