lunes, 5 de noviembre de 2012

La audiencia de Cantabria confirma la sentencia de dos años de cárcel para un directivo de FEVE por acoso laboral

ACOSO LABORAL
La Audiencia de la Comunidad de Cantabria ha ratificado una condena de dos años de cárcel impuesta a un directivo de FEVE (Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha) en Cantabria por acoso laboral a un trabajador de la empresa al que provocó una depresión que le llevó a estar de baja durante más de 16 meses.

Así consta en una sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia, que desestima sendos recursos presentados por el directivo y la compañía ferroviaria.

De este modo, el fallo judicial confirma la pena acordada en su día por el Juzgado de lo Penal número 4 de Santander, que condenó al directivo -- ahora ya jubilado y gerente de infraestructuras en el momento de los hechos-- por un delito contra la integridad moral en la modalidad de acoso laboral y otro de lesiones psíquicas.

Además de la prisión, la sentencia condena al directivo, P.J.L.G., a que indemnice al empleado, que se encargaba de línea electrificada, con 20.000 euros, cuantía de la que FEVE sería responsable civil subsidiario, y al pago también de todas las costas procesales.

Hechos

Según la resolución judicial, los hechos ocurrieron a partir del mes de marzo del año 2002, cuando el trabajador afectado llegó a Cantabria procedente de Asturias para cubrir una vacante, y quedó a las órdenes del condenado.

De acuerdo con los hechos probados, su superior le encargaba tareas que no se correspondían con su puesto de trabajo, sino que eran inferiores, manteniendo además hacia él una actitud "continua y sistemática dehostigamiento" en el trabajo, y "vaciando de contenido" la función que como encargado de línea eléctrica estaba llamado a desempeñar en la región.

Ante esta situación, el empleado acudió a los juzgados de lo social, cuyas sentencias favorables fueron incluso ratificadas por el Tribunal Superior de Justicia. Además, el de lo Penal número 4 dictó un fallo en el que se reconocía como injustificada la modificación de las condiciones laborales.

Sin embargo, pese a las resoluciones judiciales, el directivo privó al trabajador de personal a su cargo y con ello de mando efectivo, y le ubicó en una dependencia alejada del resto del personal de su rango, acordando que desempeñara otras funciones, cambiando además su horario de trabajo y reduciendo sus retribuciones salariales.

El hombre recurrió de nuevo ante el Juzgado de lo Social, que condenó a FEVE a pagar los pluses impagados. Además, la compañía también tuvo que hacer frente a una sanción de 50.000 euros de la Inspección de Trabajo.

En la sentencia dictada ahora, la Audiencia Provincial considera acoso laboral la situación a la que se vio sometido el trabajador por parte del directivo de FEVE, debido a la sucesión de continuas "humillaciones" y "vejaciones", por lo que confirma las penas de dos años de cárcel e indemnización de 20.000 euros.
Mas artículos relacionados pulsar en Etiquetas

Si te ha gustado este post, no dudes en suscribirte a MobbingMadrid para recibir nuestros artículos
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS