martes, 23 de octubre de 2012

“Diario de a bordo” de mi propio acoso laboral


Ex directora del Club Deportivo Brezo Osuna, Madrid
¡¡Deseo que nadie tenga que pasar por esto nunca !!
Diario de a bordo de mi propio acoso laboral
Esto es un ejemplo de cómo debe de hacerse un diario de acoso laboral, en el mismo, como se podrá observar, puede ser reiterativo, pero es importante que se escriba el día a día, para garantizar y no olvidar nada de lo ocurrido.
(este es mi diario personal, al que denominé "mi diario de abordo", en el mismo omito apellidos y referencias, con el simple hecho de guardar la privacidad de las personas protagonistas del mismo, aunque debería de ser del domiñio público, para vergüenza de los mismos).
1ª SEMANA
Diario de María Izquierdo Dea
En cuanto me reincorporo al Club después de 8 meses de Baja por un problema ansío-depresivo motivado por el trabajo, la Junta Directiva no se dirige a mi para nada; no me saludan, en todo momento se muestran hostiles, en los pocos casos que se acercan a mi lo hacen de manera despótica directa o indirectamente, me dan la espalda cuando me acerco, etc. La única persona de la que recibo un saludo normal felicitándome por mi llegada, es por parte de uno de los vocales de la Junta Directiva.
(La Junta Directiva está formada por un Presidente, una Vicepresidenta, un Tesorero, un Secretario y un total mínimo de 4 vocales).
1.- 8 de Marzo de 2010.- (No me asignan tareas).
Me reincorporo después de 8 meses de baja por un estado ansío-depresivo motivada por asuntos laborales y me encuentro que:
•           Que no puedo acceder a la oficina ni a mi despacho personal que como Directora se encuentra asignado desde siempre, no solamente a mí sino al resto de Directivos habidos durante 30 años en la empresa. Tampoco puedo acceder a través de la puerta del contable que media con mi despacho, alegando el mismo que no tiene la llave porque la misma se ha perdido.
•           Me pongo al habla con el Encargado General, y este me provee de una llave de entrada general a la oficina, dado que la misma había sido cambiada al comenzar la nueva Junta Directiva en Noviembre del 2009, así como una llave para que pueda acceder a mi despacho.
•           Escribo un correo a todos los miembros de la Junta Directiva informándoles de mi reincorporación al trabajo y de los problemas informáticos encontrados una vez ubicada en mi despacho, aunque el correo electrónico es enviado a través del PC de una de las administrativas.
•           Escribo correo electrónico a todos los socios, informando de mi reincorporación después de mi Baja Laboral.
•           Me encuentro el ordenador totalmente desconfigurado, poniéndome al habla con el informático de la empresa, éste me informa que mi ordenador se ha quemado y que todos los datos del disco duro se han perdido. El informático queda en pasar a lo largo de la mañana para ponerme en orden el ordenador; ajustándome el office, el provis, Internet, etc., lo único que no puede instalarme es el correo electrónico puesto que no dispone de las claves para poder instalar dicho asunto.
•           El Tesorero muy enfadado y encontrándose la puerta de contabilidad anexa a mi despacho abierta, procede a dar un portazo cerrando la misma y diciendo textualmente; “Esta puerta tiene que mantenerse cerrada”. Posteriormente esa misma puerta vuelve ha quedar abierta y de nuevo dando un portazo textualmente dice: “He dicho que está puerta tiene que permanecer cerrada y como vuelva a encontrarme la misma abierta va a ver más que palabras”. Todos estos comentarios los realiza estando en la oficina, el contable, una de las administrativas y yo personalmente.
•           La Vicepresidenta, por el contrario muy enfadada abre la puerta de mi despacho de golpe,mientras me encuentro hablando por teléfono increpándome de que no le toque una carpeta que se encontraba depositada en mi mesa y que deje la puerta del despacho abierta para poder vigilarme. Una vez terminada la conversación telefónica, le informo que la puerta de mi despacho permanecerá cerrada porque necesito de mi privacidad y que cuando quiera acceder al mismo lo puede hacer llamando a la misma como cualquier otra persona que se encuentra con una puerta cerrada.
•           Pasado un rato y como había quedado con el Encargado General, para ponerme al día de todos los asuntos de mantenimiento que se habían realizado a lo largo de los meses en que me encontré ausente, éste accede a mi despacho y estando los dos tranquilamente hablando de cómo estaba funcionando todo y de las cosas importantes y pendientes de realizar, abre la puerta de golpe la Vicepresidenta, encontrándose ésta acompañada de dos personas (¿proveedores?) encaminándose a la sala de juntas, dándonos un susto al Encargado General y a mi, y proporcionando una mala imagen, vista sus caras, a esos supongo “proveedores”. Cerramos la puerta nuevamente y continuamos hablando de cosas relacionadas con el mantenimiento.
•           Posteriormente aproximadamente pasados unos 15 minutos, accede nuevamente la Vicepresidenta, increpando al Encargado General, informándole que no tenía porque hablar conmigo nada referente a la empresa, éste le informa que solamente se encuentra poniéndome al día de las cosas normales, repitiendo la vicepresidenta la siguiente frase.” David, tú no tienes porque hablar con ésta señora, porque aquí ella, no es nadie”.El Encargado General le responde que por el momento y mientras no exista comunicación contraria, la Directora es su jefe inmediato, a lo que la Vicepresidenta dice; “eso está entre paréntesis, ya veremos”, ésta comienza a coger el teléfono y a colgarlo, a mover los papeles de su carpeta, etc., Le pido por favor, que deje de hacer ruido y nos deje trabajar. Parece que se va a marcha y de repente dándose la vuelta y chascando los dedos me dice “a las 5 de la tarde necesito el despacho, así que tienes que irte a casa”, le informo que mi jornada laboral no termina hasta las 7 de la tarde y que hasta que no termine la misma no voy a marcharme a casa, la vicepresidenta me informa entonces de“te doy permiso para que te marches a tomar un café, "pero a las 5 tienes que dejar mi despacho libre”, le informo nuevamente de lo anteriormente dicho, marchándose ésta muy enfadada cerrando la puerta de un portazo. Se encontraba durante toda ésta conversación todavía conmigo el Encargado General.
•           La Vicepresidenta a partir de ese momento se dedico a llamar al resto de miembros de la Junta Directiva, dando vueltas por toda la administración "a diestro y siniestro", nerviosa y hablando sola.
•           Aproximadamente sobre las 13:00 horas, recibo la llamada del Presidente de la JuntaDirectiva, informándome que necesitaba que sobre las 17:30 horas abandonara el trabajo, puesto que se iba hablar de mí y de cómo afrontar mi situación y dado que la misma era incomoda para ellos, pues que era mejor que me marchara. Le informe que mi horario laboral terminaba en ese día a las 19:30 horas y que por supuesto no solamente no me marchaba del trabajo, sino que si quería algo de mí, me encontraría en mi despacho y que no debía preocuparse de lo que pudieran hablar sobre mí en la sala de Juntas, dado que desde mi despacho no podía oírse nada por lo que podía desempeñar su trabajo tranquilamente. Asimismo le dije que sin tan importante era que yo no estuviera en el trabajo necesitaba me informara por escrito, dándome el permiso para ausentarme del trabajo. El Presidente quedó en mandarme dicho permiso por vía correo electrónico, pero éste nunca llego, por lo que me mantuve en mi puesto de trabajo hasta terminar mi jornada laboral.
•           A las 19:00 horas aproximadamente el Presidente se acercó a mi despacho informando que al día siguiente se entrevistaría conmigo sobre las 18:30 horas, para infórmame de mis nuevas funciones que tendrían que ver, por supuesto, con mi categoría profesional.
•           Durante todo el día entre el Tesorero y la Vicepresidenta, que se encontraron cerrando y abriendo puertas, provocando un malestar general a todos lo que estuvimos allí ese día trabajando.
•           Sobre las 20:00 horas aparecieron los miembros de la Junta Directiva con el abogado del Club, manteniendo una reunión.
2.- 9 de Marzo de 2010.- (No me asignan tareas).
•           A las 9:30 horas de la mañana al acceder a mi despacho, me encuentro que el mismo se encontraba ya totalmente desmantelando, encontrándose el Encargado General, la Vicepresidenta, y uno de los vocales de la Junta Directiva (tengo fotos que avalan dicho desmantelamiento en el blog), dejando todas mis pertenencias y enseres encima de la mesa del que había sido hasta ese momento el despacho del Contable, al que ubicaron en la mesa de una de las administrativas, la cual fue a parar a una mesa auxiliar (pequeña) a espaldas de la otra administrativa , quedando las sillas para dar información en el mismo pasillo y al lado de la fotocopiadora. El nuevo despacho que se me adjudica se encuentra sin puerta, con lo que no puedo tener ninguna privacidad.
•           Una de las administrativas me hace entrega de un correo electrónico enviado por el Presidente a las 10:27 horas del día 8/3/2010 donde se informa que las órdenes, mandatos, etc., solo y exclusivamente podrán hacerlo los miembros de la Junta Directiva.
•           Asimismo la misma administrativa me hace entrega también de un sobre cerrado a mi atención con un escrito firmado por el mismo vocal de la Junta Directiva en donde se me informa de los motivos por los que se me quita el despacho. Al escrito de referencia informo al vocal de algunos asuntos que se encontraba incumpliendo en su escrito de referencia.
•           Sobre las 10:00 horas de la mañana aproximadamente, encontrándose el Encargado General, poniendo un nuevo pomo en la puerta del despacho de Dirección, es testigo de cómo la Vicepresidenta, me increpa para que retire de la mesa del que hasta la fecha había sido mi despacho, los siguientes enseres que había dejado; un abrigo de piel, la gafas de sol, un bolso que contenía material que pudiera haberse roto como el teléfono, gafas de ver, etc., y la bolsa donde llevaba la comida del día. Le informé que esperara un momento hasta que la nueva mesa pudiera estar un poco despejada, siendo la respuesta de esta señora dar un barrido sobre la mesa tirando todo al suelo. El Encargado al ver la actitud dela Vicepresidenta textualmente digo: “Oiga no me ponga en esa tesitura porque como tenga que ir a declarar en algún momento, sobre lo que paso el día de ayer y lo de ahora mismo, tenga en cuenta que no voy a mentir, por lo que no me comprometa”.
•           Tengo que informar que el hecho anteriormente mencionado, fue visto por algunas socias que fueron testigos dado que ha requerimiento mío subieron a las oficinas, donde pudieron ver que todavía el bolso se encontraba tirado en el suelo.
•           Asimismo la Vicepresidenta ordenó al personal de mantenimiento que todos mis armarios con la documentación con referencia a mi trabajo; contratos, poderes, comunicaciones internas, expedientes, informes, etc., no fueran trasladados al nuevo despacho, alegando que la documentación era de la empresa y que yo además no tenía permiso ni para tener ni acceder a ningún papel, llegando incluso a retirarme de un pequeño armario de sobremesa los folios en blanco, los folios con membrete y los sobres, retirada realizada por el por el Encargado General.
•           A las 10:30 horas de la mañana accede a la empresa el técnico Superior de Prevención de Riesgos, al que llamé el día 8/3/2010, nada más reincorporarme a mi trabajo, con la intención de que el mismo verificara que las mamparas ubicadas en los vestuarios de caballeros de los socios, se encontraban conforme a lo establecido con la Ley de Prevención de Riesgos, dado que la Junta Directiva en la Asamblea General de socios celebrada el día 28/2/2010 informaron a los socios que las mismas se encontraban avaladas mediante un certificado, por lo que todo estaba en orden, asunto que me negó el Técnico, le informe que me realizará las correspondientes comprobaciones y de estar todo conforme con la ubicación, me extendiera el correspondiente certificado.
•           Encontrándome con él Técnico en los vestuarios apareció el vocal de la Junta Directiva,increpando al técnico en el pasillo del control de pistas informándole al mismo que se marchara con él, que no tenía nada que hablar conmigo y que subiera a la oficina para hablar con la Vicepresidenta. A la hora de marcharse el Técnico de Prevención de Riesgos y estando yo con dos socias en las escaleras de acceso al local social, me disculpe por los malos modales del vocal de la Junta Directiva, recordando el técnico en ese momento que cada vez que venía a la empresa, como había ocurrido en el pasado, se encontraba con situaciones un tanto especiales ya que en ese momento recordamos cuando otro vocal de la Junta Directiva y de la Comisión de Obras, me llamo delante de él “Administrativa de mierda”, cosa que no negó delante de ambas socias, informando que verdaderamente había sido muy desagradable, pero que no me preocupara. Nos despedimos y se marcho con la promesa de emitir el correspondiente informe con referencia a las mamparas, comentando que el informe se lo haría llegar personalmente a la Vicepresidenta. No obstante le informé al técnico me hiciera llegar el informe personalmente a mí también
•           A las 19:30 aproximadamente abandone el trabajo, dándole un margen de casi una hora al Presidente de la Junta Directiva, dado que éste me había emplazado para ese día a las 18:30 horas con la intención de hablar conmigo e informarme supuestamente de mis nuevas funciones a realizar. El Presidente, no acudió a la cita ni tampoco llamo por teléfono para informar que no podría asistir a la misma.
3.- 10 de marzo de 2010.- (No me asignan tareas).
•           Al acceder a la oficina sobre las 11:15 horas, me encuentro a una de las administrativas con otro vocal de la Junta Directiva realizando unas copias, posteriormente me enteró que dicho vocal había dimitido como miembro vocal de la Junta Directiva.
•           Mi despacho se encuentra tal y como se quedo el día 9/3/2010; cuadros por los suelos, mis objetos personales encima de la mesa, mis agendas, diccionarios y libros por el suelo, etc.
•           Solamente me encuentro encima del teclado del ordenador una nota manuscrita en la que se me informa de mi clave de usuario y contraseña para poder acceder a la impresora y fotocopiadora, así como la contraseña de mi correo electrónico siendo la siguiente;admon.maria@xxxxxxxxx.es, en vez de direccion@xxxxxxxxx.es que es el correo que he tenido a lo largo de los 15 años como Asistente de Dirección y 5 años que llevo ejerciendola Dirección.
•           El Encargado General, manda al Oficial 1ª de Mantenimiento con la intención de que éste me ayude a ordenar el despacho y sobre todo colgar los cuadros y aquellos enseres que no hacen falta, etc. Encontrándose dicho señor realizando su trabajo, aproximadamente unos 15 minutos, es reclamado por la Vicepresidenta, que se encontraba en el despacho adjunto al mío, para que el mismo pase a verla. Cuando éste sale del mismo me informa que por orden de la Vicepresidenta, que deje de habilitar mi despacho, recogiendo el señor de mantenimiento sus materiales marchándose hacer otros asuntos.
•           Escribo carta al Presidente, informándole de los últimos acontecimientos ocurridos a lo largo de éstos días.
•           A las 19:30 horas, el Presidente se reunió conmigo para informarme de mi relación como Directora General y la empresa a partir de la fecha.
Textualmente me informo de lo siguiente: (Grabación núm. 42).

ü PRESIDENTE: Hola.
ü MARÍA: Hola.
ü PRESIDENTE: Tomaré en cuenta y con interés el escrito éste.
ü MARÍA: Da igual que lo tomes en cuenta o no, yo te lo dejo y punto.
ü PRESIDENTE: Bueno, si te da igual. Yo quiero que sepas cual es tú situación actualmente en el Club. Bis a Bis, no por terceras personas y esas cosas.
ü Evidentemente tu eres la Directora General del Club, hay un contrato firmado y a mi me gusta respetar lo que se ha acordado en el Club. Ahora bien, tú eres una empleada del Club y el Presidente soy yo y entonces tu harás las funciones que un servidor te diga, así es, igual que el horario.
ü MARÍA: Ya sabes que mi contrato no está sujeto a horario, pero bueno.
ü PRESIDENTE: Me da igual lo que ponga el contrato, evidentemente yo no voy a transgredirla Ley, por supuesto. Te escribiré una carta, te mandaré una carta, con todo lo que creo que debes saber, lo que quiero que hagas; tu nuevo horario, tus nuevas funciones, vas a seguir lo que dicen los Estatutos con matizaciones, lógicamente el personal no lo vas a llevar y chica, eso es lo que hay. NO CUENTO CONTIGO, sinceramente te digo NO CUENTO CONTIGO.
ü MARÍA: Bien, es bueno saberlo.
ü PRESIDENTE: Bien, tú eres la Directora General pero me da igual, como si hubieras sido peón de albañil, me da igual, es un titulo y como empleada de ésta casa, pues harás las funciones que se te encomienden y ya está. Tienes 3 cositas, 3 posibilidades; aceptarlas que sería la medida más inteligente, no aceptarlas y denunciar al Club si crees que se trasgreden tus derechos o pedir tu baja de éste Club. Eso es lo que te quería decir y por supuesto tu sabes que yo hable en su momento, has tomado una decisión bajo mi punto de vista equivocada, hubiera sido la leche….todo éste tema y no hubiéramos llegado a ésta situación complicada para ambos.
ü MARÍA: No he sido yo la que ha llegado a ésta situación.
ü PRESIDENTE: Yo creo que sí, pero bueno, eso son opiniones.
ü MARÍA: Efectivamente, opiniones.
ü PRESIDENTE: Te guste o no te guste tu eres empleada de este Club ¿entiendes? Y te guste o no te guste.
ü MARÍA: Y la Directora General.
ü PRESIDENTE: Si, pero eso es un título.
ü MARÍA: Da igual, pero ese título lleva unas connotaciones.
ü PRESIDENTE: Eso evidentemente, pero de seguro que me importa un “pito” ese título.
ü MARÍA: Pues si a ti te importa un “pito”, veremos hasta donde suena el “pito”. Quiero las funciones por escrito.
ü PRESIDENTE: Por supuesto las tendrás.
ü MARÍA: Todas.
ü PRESIDENTE: Todas.
ü MARÍA: Haré aquellas que correspondan con mi categoría profesional.
ü PRESIDENTE: No te lo crees ni tu. Tú harás lo que yo te diga, ni más ni menos, y como no hagas las que yo te diga, habrá lío.
ü MARÍA: Bueno, pues habrá lío.
ü PRESIDENTE: Pues habrá lío.
ü MARÍA: Entonces aquellas que no correspondan con mi categoría profesional, las consultaré con mi abogado y haré lo que mi abogado me aconseje que tenga que hacer.
ü PRESIDENTE: Me parece fenomenal.
ü MARÍA: No cuentes con la baja ni con que me marche del Club después de 30 años, de eso ya puedes olvidarte.
ü PRESIDENTE: Si no cuento con ello.
ü MARÍA: Por eso.
ü PRESIDENTE: Yo te digo que es una de las posibilidades.
ü MARÍA: No, esa no es ninguna posibilidad.
ü PRESIDENTE: Si dices que no, mejor.
ü MARÍA: Y negociar tampoco.
ü PRESIDENTE: Tú misma.
ü MARÍA: ¿Eso era todo lo que tenías que decirme?
ü PRESIDENTE: Nada más.
ü MARÍA: Bien, pues cuando lo tengas por escrito me lo mandas. Muchas Gracias.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ÚLTIMOS ARTÍCULOS