martes, 26 de agosto de 2014

Es acoso laboral impedir al funcionario desempeñar las funciones de su cargo





Es acoso laboral impedir al funcionario desempeñar las funciones de su cargo
El funcionario que sufre acoso moral por desempeñar funciones distintas a la de su cargo tiene derecho a la indemnización cuantificada según el daño moral -pretium doloris- que corresponde por el sufrimiento personal de la víctima ligado al hecho punible.

“El acoso psicológico o moral en el trabajo es una situación en la que se ejerce una violencia psicológica, con una finalidad, entre otras, de destruir la reputación del acosado y de perturbar el ejercicio de sus labores para que acabe abandonando el lugar de trabajo.”

Conductas de persecución psicológica

a) Atentar contra la reputación de la víctima.

b) Atentar contra el ejercicio de su trabajo (encomendándole tareas de excesiva dificultad o trabajo en exceso o recriminándole por unos supuestos malos resultados de su trabajo o imponiendo objetivos de imposible alcance, etc.)

c) Manipular su comunicación e información con los demás compañeros o sus superiores

d) Ausencia de funciones y responsabilidades

e) Falta de personal colaborador y de medios con los que compartir y realizar la tarea día a día

f) Adscripción en comisión de servicio a otro puesto (salida del entorno laboral)

Reorganización de los servicios administrativos de cualquier órgano administrativo

Una de las prácticas habituales consiste en la persecución de un trabajador por motivos de reorganización, de reducción de personal. Se trata, en definitiva, de eliminar a trabajadores supuestamente incómodos.

La reorganización de los servicios administrativos de cualquier órgano administrativo estatal, comunitario o municipal, en modo alguno puede justificar una situación de ausencia de efectivas tareas y responsabilidades durante un periodo de tiempo y menos respecto a un único funcionario.